El mundo es social y vive conectado, esta afirmación no es nada nuevo para todos nosotros, ni mucho menos algo que nos vaya a descubrir una realidad nueva desconocida hasta la fecha; lo que si es digno de resaltar es la capacidad que han tenido herramientas creadas con un inicialmente carácter social para adaptarse y penetrar en las estructuras de trabajo que se implementan en las empresas.

Esto que descubrimos es el caso de herramientas como Skype, Telegram o Dropbox entre muchas otras, llegando a ser algunas de estas versiones web de apps móviles que se han visto introducidas en el día a día de las empresas como herramientas de comunicación interna e incluso externa, como en los casos de Telegram y Whatsapp, o en herramientas de almacenamiento social en nube como son Google Drive y Dropbox.

 Sin duda alguna las ventajas que podemos abstraer del uso de este tipo de herramientas de características más sociales en el día a día de las empresas es principalmente el coste, ya que muchas de ellas no requieren que la empresa genere ningún tipo de gasto en su implementación además de esto, lo cual ya es un punto a tener muy en cuenta, sobretodo si contamos con una pequeña empresa donde nuestros recursos son limitados.

A todo esto debemos añadir que algunas de estas herramientas nacen como apps móviles, por lo que su diseño es totalmente “mobile first”, permitiéndonos contar con ellas en nuestros dispositivos móviles para cuando no estemos en el trabajo o la oficina, y requiramos de ellas para algún trámite o reunión con clientes y proveedores. Sin olvidarnos de que son empresas con una gran visión evolutiva y de mejora constante, en pro del beneficio de sus usuarios, lo que puede casi asegurarnos que contaremos con las mejoras que puedan irse generando en el entorno sociotecnológico de nuestra sociedad de la información.

@Upplication

publicado: 24 septiembre, 2015 actualizado: 24 septiembre, 2015