Hay muchas empresas que han decidido crear una aplicación de su negocio, bien porque quieren ser un claro representante de la innovación dentro de su mercado, o bien porque han decidido dejarse llevar por la ola mediática que recomienda implementar tecnologías de la información en sus negocios. Todo esto está muy bien, el problema viene cuando comenzamos a mirar la cuenta de resultados y vemos que dicha inversión no nos está generando beneficios.

Ante esta situación, la primera pregunta que se nos pasa por la cabeza es: “¿Por qué mi app no da resultados, si todo el mundo los tiene?”. Esta pregunta es la que vamos a resolver en este post, para ello seremos muy críticos con nuestro aplicación móvil.

NÚMERO DE DESCARGAS: El primero de los tres pilares que pueden afectar al rendimiento que está teniendo nuestra app es, por supuesto, la cantidad de descargas que dicha aplicación tiene. Como es lógico, no podemos pretender conseguir unos resultados abultados, o cuanto menos interesantes, únicamente con 20 descargas de nuestra app.

Este problema muchas veces no radica en que nuestra app sea o no lo suficientemente buena, sino del esfuerzo real que  llevamos a cabo desde nuestro equipo para conseguir descargas. Es de especial importancia, y sobre todo en el lanzamiento, que nuestra app sea fomentada mediante cierto tipo de acciones que permitan posicionar nuestra app en un lugar dentro de las tiendas de apps (markets), algo que nos permitirá alcanzar los objetivos que nos hemos planteado con ella.

Recordemos algunas acciones básicas para un correcto lanzamiento de nuestra app:

  • Publica en tus redes sociales: Parece algo simple y que no tiene mucha importancia, pero si nos hemos asegurado de publicar de una forma más o menos regular información en canales como nuestra Página de fans de Facebook o en Instagram, os aseguro que nuestros clientes están más pendientes de lo que nos podemos imaginar de esto, y de que es un buen medio donde fomentar nuestra app, puesto que nos permite mostrarla de visualmente con vídeos o imágenes y además colocar enlaces de descarga directos.
  • Utiliza todos los medios que tengas en el proceso transaccional de tu producto servicio con tus clientes: El utilizar los tickets de compra con un código QR de descarga de la app, las bolsas de la tienda también con un QR, incluso el mencionarlo en la conversación que tenemos con el cliente durante el momento de pagar, son formas excelentes de informarle de la existencia de nuestra app, de su utilidad y de sus beneficios.
  • Canales de comunicación con clientes: Hay muchos negocios que cuentan con WhatsApp o bases de datos de mails de sus clientes, los cuales utilizan normalmente para los procesos naturales de su negocio, y que también pueden servir para informar a nuestros clientes del lanzamiento de la aplicación.
  • Nuestro local: Este suele ser un recurso que muchas empresas pasan por alto, pero nuestra tienda, nuestro restaurante, en definitiva el local de nuestra empresa, puede servirnos también como canal de información. La utilización de algún tipo de cartel o pegatina en nuestro escaparate o en la puerta, puede ser un buen reclamo para generar nuevos usuarios de nuestra app.

ALTA TASA DE DESINSTALACIÓN: Puede darse el caso de que la cantidad de descargas con las que cuenta nuestra app no sea un problema. El problema viene cuando esa cantidad de descargas con la no se refleja de una forma positiva en la cantidad de usuarios que la mantienen después de haberla descargado y utilizado.

Una alta tasa de desinstalación puede darnos una gran pista de por qué nuestra app no está consiguiendo los resultados esperados. Este indicador suele reflejar que nuestra app no cumple con las expectativas de nuestros usuarios, o que lo que le aporta no es lo suficientemente importante como para que nuestro cliente la mantenga en su móvil. La manera de solucionar este problema, puede que sea la más laboriosa de todas vías que vamos a ver, ya que implica volver a la casilla de salida y trabajar el replanteamiento de nuestra app y sus funcionalidades.

NO UTILIZAN LA APP: Este último nivel nos lleva a sobrepasar el concepto en sí de nuestra aplicación móvil. Debemos analizar el comportamiento de nuestros clientes dentro de la app, y cómo estos reaccionan ante cambios o interacciones de nuestra app con ellos. Generalmente cuando nuestra app cuenta con una cantidad suficiente de usuarios con la app descargada, los cuales también la mantienen en sus smartphones pero que no la utilizan de una forma regular, suele indicar que el contenido de nuestra app no es vivo. No actualizar lo suficiente el contenido en nuestra app o no interactuar de ninguna forma con el usuario da sensación de falta de dinamicidad o vida en nuestra aplicación.

Recordemos que a las personas nos gustan las cosas nuevas, lo que cambia y lo que, por decirlo de alguna manera, nos entretiene. Para ello no tenemos más opción que actualizar nuestro contenido in-app, y por supuesto hacérselo saber a nuestros usuarios, para lo que podemos utilizar algo que ya muchos de vosotros conocéis, las notificaciones push. En el supuesto de que ni aumentando los niveles de dinamismo en nuestra app consigamos activar a nuestros usuarios, deberemos volver al anterior nivel de análisis y cotejar la reestructuración de funcionalidades o servicios que nuestra app ofrece.

Si este post te ha inspirado pero no sabes por dónde empezar ni cómo crear una aplicación para iOS (iPhone) y Android, por aquí te podemos echar una buena mano:

¿Dudas? Tienes 15 días de prueba gratis para crear una app para tu negocio.

@Upplication

publicado: 7 febrero, 2017 actualizado: 7 febrero, 2017