¿Qué app me desinstalo?, en ese preciso momento empieza una carrera en la que el resultado ya estará decidido de antemano; las personas no actuamos de manera analítica y meticulosa en situaciones como esta, si no que aplicamos nuestros recuerdos y memoria a corto plazo como arbitro y juez imparcial de la decisión, es decir, no desinstalamos las apps que menos valor real nos aportan, si no las que menos recordamos que nos lo hayan aportado.

Un claro ejemplo de esto, podría ser perfectamente un contexto en el que tuviéramos que decidir entre desinstalar la app Facebook Messenger o la app de nuestro banco, la primera de estas nos ofrece un servicio de chat que podemos ver replicado en otra app que seguramente ya tengamos, como Whatsapp o Telegram; mientras que la app de nuestro banco, la cual es única en su función, ya que desde ella podemos gestionar nuestro dinero, realizar pagos, visualizar estado de cuentas, etc; aún con todo esto, esta sería muy seguramente la app que desinstalásemos en este caso.

movil

La razón no es otra que la presencia con la que cuentan ambas apps en la mente del usuario, todo gracias a la herramienta de las alertas push, que a medio y largo plazo sirve para mucho más que indicar las novedades que tenemos dentro alguna de nuestras apps. De hecho, vemos que llegan a tener una importante parte de culpa de que apps que cuenta con una alto nivel de implementación de esta herramienta en su relación con los usuarios, cuenten con índices de uso y de retención de usuarios o permanencia dentro de los móviles bastante más altos, llegando a suponer hasta el doble del nivel alcanzado por apps que no cuentan con la implementación de esta herramienta.

Además de los posibles “efectos secundarios” que pueden tener su utilización en nuestras apps a la larga, como:

  • Aumentar el promedio de cesta que consumen los usuarios en nuestra app.
  • Una mayor percepción de nuestra marca.
  • Menor sensibilidad a posibles cambios futuros en los precios.

Por supuesto, todo esto debe ir siempre equilibrado con una buena experiencia conjunta de nuestra marca en el resto de canales, la cual nos permita reforzar todo aquel avance que generamos mediante la app en nuestra relación con los clientes.

@Upplication

publicado: 6 Octubre, 2015 actualizado: 6 Octubre, 2015