Tener una aplicación sin cuidar es prácticamente lo mismo que no tenerla. Por ello, porque os encantan los consejos de Upplication y, sobre todo, porque os encantan las listas numeradas, traemos una serie de imprescindibles que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar la creación de una aplicación para tu negocio.

El primer paso es la originalidad. Lo más recomendable es ofrecer un producto diferenciado o exclusivo para que el cliente sienta el impulso de descargarla. O, en el caso de ser un producto que ya ha sido desarrollado muchas veces, tratar de ofrecer funcionalidades que la competencia no tenga. Lleva a tu aplicación lo que diferencia a tu negocio.

Además, es necesario saber que el cliente es el rey. Escúchale. Sé cercano. Entiéndele. ¿Qué necesidades tiene tu cliente? ¿Puedes cubrirlas con tu app? ¿Cómo? Son las primeras preguntas que tienes que formularte antes de comenzar un proyecto de este tipo. Tienes que ser creativo, buscar la necesidad y el deseo del cliente y hacerlo realidad.

En consecuencia, lo siguiente es la experiencia de usuario: poner fácil al cliente la interacción con la aplicación. Para ello, tienes que optimizar el diseño de la aplicación y las funcionalidades de tal manera que no le suponga un problema al cliente y facilitarle el proceso mientras interactúa con tu aplicación. Esto solo se puede conseguir a base de ensayo y error: conociendo las dificultades que tu app puede estar suponiendo al cliente; y desechándolas para probar otras nuevas maneras. Así, conseguirás una experiencia de usuario cada vez mejor y lograrás que el cliente quiera pasar más tiempo dentro de tu app y, por tanto, tu beneficio será más amplio.

Hay que tener en cuenta el llamado ASO. Se trata de tener la app optimizada dentro de los markets de aplicaciones para obtener un mejor posicionamiento en ellos. Es muy importante tener en cuenta que contar con una buena descripción de tu aplicación que incluya palabras clave, así como un nombre que cuente con el nombre de tu empresa y una palabra que represente el servicio que ofreces hará a tu aplicación llegar mucho más lejos. Además, no hay que descuidar los pantallazos e imágenes que se subirán a los markets, pues son la primera impresión que el potencial cliente se lleva.

Por último, comunicar. Comunicar siempre es importante para que la gente conozca. En el caso de tu aplicación móvil, más todavía. Tus clientes conocen tu negocio, pero… ¿saben que tienes una aplicación? ¿Saben que con esa aplicación pueden llegar a disfrutar de muchísimas ventajas? Tienes que hacer saber a todos tus clientes –y no clientes- que, con tu negocio, pueden disfrutar de ventajas que con otros no podrán. Cuéntale a todo el mundo que has creado una aplicación, y hazles saber qué ventajas tendrán al descargarla. Utiliza tus redes sociales, tu propio negocio –puedes poner una pegatina en la entrada también, si tu negocio tiene un local físico-… En fin, utiliza todos los canales posibles para que todo el mundo sepa lo bien que haces todo lo que haces y que, además, te importan sus necesidades y “feedback”.

@Upplication

publicado: 18 Julio, 2016 actualizado: 18 Julio, 2016